Cómo guardar vajilla para mudanza para que no se rompa

Cómo guardar vajilla para mudanza

Cómo guardar vajilla para mudanza para que no se rompa

5/5 - (1 voto)

Mudarse de casa puede ser uno de los instantes más agobiantes en la vida, de ahí que es esencial hacer lo que sea preciso para ir reduciendo los niveles de agobio. En este sentido, una de las cosas que puedes hacer para reducir preocupaciones es asegurarte de guardar tu vajilla para mudanza con tiempo y de la manera adecuada para eludir accidentes. Tratándose de empaquetar para mudarse, la cocina es generalmente una habitación bastante difícil. Sin embargo, no tienes de qué preocuparte, con un sólido plan y mucho papel para envolver vas a poder conseguirlo.

Guardando los platos

De forma general, para todas y cada una de las cajas que tengan vajillas te invitamos a llenarlas de un papel suave, haciendo una base con este. Ahora bien, envuelve cada plato con papel y pone papel arrugado en el espacio que quede entre cada uno de ellos. Es esencial que esté arrugado puesto que este provee mayor densidad.

Consejo adicional: al guardar tu vajilla para mudanza, ten presente que hay siempre y en toda circunstancia que poner los objetos más pesados y grandes primero, en el fondo de la caja, y proseguir este criterio de tamaños hasta completar exactamente la misma.

Embalando diferentes géneros de vasos

En una superficie plana despliega tu pila de papeles para embalaje o bien toallas. Toma un vaso o bien una taza y alinéalo en el rincón de la pila de toallas o bien papel, comienza a enrollar el vaso o bien taza mientras que se marcha desplazando. Toma las esquinas del papel como relleno de las partes huecas del vaso y continua hasta el momento en que el vaso este totalmente envuelto.
Del mismo modo que con los platos, en la caja al ordenarlos puedes atestar el vacío con papel para embalaje arrugado.

Embalando otros artículos de cocina

Si bien quizá no sean de vidrio, embalar el resto de los artículos de la cocina te va a ayudar a guardar tu vajilla para la mudanza de forma organizada, lo que te va a ayudar ahorrar tiempo cuando vayas a desempaquetar.

Por poner un ejemplo, para guardar la tetera enrolla papel alrededor del mango y después pon un tanto de papel auxiliar a la boquilla. Pone la tetera boca abajo en el rincón inferior de una pila de papel de embalaje y dobla unas hojas sobre ella hasta el momento en que tengas un bulto plenamente cubierto de papel. Asegúralo con cinta adhesiva y listo.

Aplica esta técnica para el resto de artículos y vas a ver de qué manera guardar la vajilla para la mudanza acaba siendo más fácil de lo que pensabas. Si necesitas una empresa de mudanzas profesional y con amplia experiencia en el sector, no dudes en contactar con nosotros.

No hay comentarios

Déjanos un comentario

Abrir chat